VENIA POR EL PLACER DE LA CARNE



Venia por el placer de la carne,
De lo sabroso  de tus labios gruesos
Y tu piel morena.
Del Jugo pasional de tu entrepierna
Y del dulce sudor de tu cuerpo erizado
Y  ardiente que me enloquece.
Mis manos te desean,
Desean tocar cada centímetro de tu piel
Sin detenerme para no cometer el pecado
De olvidar algún rincón.
Pero sucedió algo inesperado,
Mis manos no solo desean  tu piel,
Mis manos no solo desean acariciar
cada rincón de tu cuerpo,
Mis manos te desean,
Mis manos te aman,
Y  yo solo venia por el placer de la carne.

Comentarios

  1. Hay un filtro que avisa que el blog tiene contenido para mayores... por si acaso digo yo! Mira que vamos subiendo de tono y temperatura:P
    Qué te puedo decir, ya conocía este poema, me gusta mucho!
    Siempre es un placer leerte :)

    ResponderEliminar
  2. Ya lo sabes, pero lo repito: ¡me encanta!

    Y van ya... ¿cuántos? ¿tres poemas? ¿no vas a publicar relatos aquí? jajajajaja

    Sigue así.
    Lo del filtro es una opción, pero creo que Victoria también debería usarlo, jaja.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. filtro queria la patua, jaja, y como andamos por blog (casa)?
    gracias chicas, todo lo que uds. me dicen me ayuda y anima a continuar, gracias.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, yo me estoy pensando seriamente lo del filtro, igual y le da un toque más enigmático :P

    ResponderEliminar
  5. ¡ guauuuuu! precioso este escrito me gusto esto
    Mis manos te desean,
    Desean tocar cada centímetro de tu piel
    Sin detenerme para no cometer el pecado
    De olvidar algún rincón oooooooo precioso corazón me encanto ..sin palabras en fin y simple mente eres grande camarada

    ResponderEliminar
  6. La contradicción humana que se genera cuando la carne quiere ir en contravía de los sentimientos del alma.
    ¡Un poema de sensualidad total!

    ResponderEliminar
  7. La contradicción humana que se genera cuando la carne quiere ir en contravía de los sentimientos del alma.
    ¡Un poema de sensualidad total!

    ResponderEliminar
  8. Esas cosas pasan...
    Un abrazo, muy lindo relato Liz.
    Me alegra que sigas escribiendo, un beso.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Un giro sorprendente e inesperado,
    llegar por el deseo y encontrarnos al amor,
    -Que vida la nuestra!

    bonito como siempre
    un beso grande Liz

    ResponderEliminar

Publicar un comentario