Soledad

foto obtenida en google



Me encuentro muy sola y no quiero, a los quince años la soledad
era el espacio que mis padres no me daban, era el cielo, era todo
lo que yo quería ser, la soledad era la compañera perfecta para
calmar el exceso de amigos que no lo eran. Hoy la soledad es una 
insoportable y maldita amiga, que fuma de mi cigarro, que me  
abraza y me ahoga. Ella esta aquí…me sonríe, su sonrisa me hace
llorar y perder la poca calma que me queda.
Mientras escribo ella esta a mi lado… la ignoro y trato de  no
verla, para tratar de apartarla de mi lado. 
Me habla y me dice que escribir, yo la ignoro, no la escucho. 
Cuando estoy segura que ya no esta, toma mi lápiz para que no
continúe revelando sus secretos.
Estoy luchando con ella para no detenerme y no perder esta
batalla que me angustia…Su sonrisa va callando mis palabras,
intento continuar y no sé como, ni porque no lo logro.

Comentarios

  1. Démosle la batalla... Que ningún demonio es más fuerte que tú misma amiga querida...
    Buena reflexión. Buen relato.
    Besitos

    PD: Cuando no quieras estar sola me puedes llamar y yo me voy de nuevo a revolver tu casa :D

    ResponderEliminar
  2. Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Eso dicen. Hazte su aliada, aprovecha las ventajas que puede darte y verás cómo se va cuando vea que no puede incordiarte.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Vipky
    gracias por la preocupacion, puedes revolver mi casa cuando quieras, pero este relato tiene como 7 años..... como ahora escribo poesia jajaja...

    besitos

    ResponderEliminar
  4. Elizabet….hoy vengo en plan de visita para agradecer
    La tuya y siempre elogiosas palabras a mi
    Trabajo poético…muchas gracias
    Te deseo un feliz fin semana con todo mi cariño
    Besos
    Marina

    ResponderEliminar

Publicar un comentario