ELLA MERECIA MORIR (EJERCICIO DE SENSIBILIDAD)



Ella merecía morir. Las otras, mis compañeras no, solo fue consecuencia, para no dejar testigos. Pero mi coartada falló, aquella que siempre llegaba tarde a las clases me encontró con el arma  en la mano y los cuerpos sin vida en el suelo, tuvo suerte. Corrió desesperada y no pude alcanzarla.
Ella  merecía morir.  Amenazó con nombrar alumnos vip. Solo los mejores y no me eligió. Ella merecía morir y ¿Por qué estoy ahora yo en su lugar?
Maldita profesora, no me eligió alumna vip y ahora me fusilaran por haberla sacado del camino. Sin ella, no hay vip.
Cierro los ojos, respiro muy profundo, hincho mi estomago con tanto aire que me estoy mareando.
¿Debería sentir culpa o remordimiento? Miro al frente, ellos se están formando y tomando sus lugares para terminar con mi vida. Infelices, desgraciados ¿y a ellos quien los nombro fusileros?, ¿habrá fusileros vip?
Lo sé, mi cabeza esta alborotada, no puedo dejar de pensar en toda la rabia que sentí cuando nombro a los vip. ¿Debería sentir algo en este momento? En unos minutos van a matarme y tengo frío, frío que recorre mi espalda, terminando en el cuello con un nervioso tiritón, aprieto mis dientes y parece que los ojos se van a salir.
Mis dedos  se están enroscando, mis manos sudan ¿Qué pasa? La fila de los perros que quieren matarme esta casi completa, estoy tiritando… que mierda me pasa.
Mierda, mierda el  corazón se me va a salir antes que estos hueones disparen. Se me están doblando las rodillas, voy a caer, y los perros aún no disparan. Esto no puede pasarme limpie mi dignidad por no ser vip, no puedo caer ahora. 
Mi respiración, mi corazón, mis dedos, mis manos, mis rodillas esta todo mi cuerpo descontrolado, ¿Que mierda estoy viendo? Entre los fusileros se pasea uno vestido con túnica, capa y el rostro cubierto ¿Qué lleva en la mano? Una espada, una hacha. Con sus dedos huesudos me está apuntando, me llama, ¿estoy perdiendo la cordura? Ja, ja  estoy viendo a la muerte.
La muerte se hizo a un lado de los fusileros dejándoles el paso libre para que me aniquilen. ¿Qué? ¡Esta bailando y sonríe!. Los fusileros están listos, me están apuntando con sus armas, ¡mis rodillas!, mis dientes rechinan, se me salen los ojos, tengo terror a sentir una de esas balas en mi cuerpo, no, no quiero morir. Tengo miedo, voy a vomitar. Están a punto de apretar el gatillo, no, no…
-Apunten, fuego… 

Comentarios

  1. Ufff....quien sabe los pensamientos y los miedo ante una situación así, creo que te has puesto muy mucho en el papel....grandioso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Escribes inquietante, un grato placer leerte.
    que tengas una bonita semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Uff que momento tan terrible debe ser que te apunten y sepas que llegó tu final!!
    Me has tenido en la lectura con el corazón en un puño!! Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. UN GUSTO LEERTE , ME GUSTA TU TOQUE Y LAS SENSACIONES QUE DEJA LEER CADA LETRA TUYO , FELICIDADES ..
    TEN BUENA SEMANA .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario