XXX



Al alba
Como antorchas encendidas
El amanecer los encontró
Entrelazados;
  Sábanas
                                                Sudor
                                                                       Humedad

Vesánicos recuerdos inquietan a la almohada testigo
Olvidada en el piso que suplica descanso.

El deceso de la obscuridad despierta la furia de los amantes
En ruinas los primeros rayos de sol AVIVAN tras la cortina cerrada
El atrevido aroma lujurioso impregnado en las paredes.

Caprichosos  y  cansados de los hilos de seda
Expanden llamas por la habitación sobre la alfombra polvorienta
El fulgor de la carne esclaviza a los amantes devorándose
Como fieras que sacrifican el tiempo
Extasiadas sangran las bocas, lenguas vivas
Costillas y cenizas se desvanecen en el firmamento.


imagen obtenida en google

  

Comentarios

  1. El amanecer siempre sorprende a los amantes cuando los amantes son como estos que habitan tu poema,entregados hasta el éxtasis.
    Y es que el amor solo tiene sentido cuando la entrega a su delirio es total.

    Intenso despertar.

    Un abrazo Liz.

    ResponderEliminar
  2. Hola Liz, buenas tardes,
    menudo viaje,
    has logrado levantar la temperatura ambiente...
    EXCELENTE!

    Te deseo una gran noche
    un cálido abrazo

    Gracias por la visita al face Vikingo =)

    ResponderEliminar
  3. Hola, buenos días, Liz
    el éxtasis del amor en alucina, que depende de ese olor en el aire, y entre el alma y el cuerpo de escribir la vida
    la pasión de las palabras en el idioma de la piel
    Gracias por cuidar, hermoso día, besos!

    ResponderEliminar
  4. Muy buen modo de empezar el día...

    Un beso, Liz

    ResponderEliminar
  5. El deseo en pura explosión.
    Bello Liz, bello.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Bello, como todo lo que escribes, enhorabuena, Liz.

    ResponderEliminar
  7. el amanecer nos resucita
    de entre las mieles saboreadas

    buen comienzo de semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  8. Qué placer volverte a ller, Liz, Besos.
    Bueno, soy amapola azzul, luego azzul, y luego...una lectora más¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario