La extraña en mí



Publicado por Lagrullita Cartonera en su Antología Frontera


Construye  nidos de pájaros cantores en mi cabellera
deshoja violetas y rosas amarillas a su paso
camina sobre ellas en la inmensa obscuridad.
Baja la guardia y me expone cruelmente al dolor
lanza mi valor al abismo
y soberbia aguarda con precisión mi derrota.

Cargo un cardo en la cuenca de los ojos
lagrimas y espinas, pestañas húmedas
heridos mis parpados suplican albergue
para mis huesos desamparados.

La extraña en mí piel
nada desnuda en la arena
bebe agua de mar y sobre las rocas toma baños de luna
sonríe a las caracolas y platica con las gaviotas
me alimenta de corales y algas saladas.

Sedienta dejo correr agua por la alcoba
abro también mi ventana para inundarme de cielo
expulsar  los cuervos que  acechan el silencio
y encaminar mi alma dispersa
dislocada
ausente
 ausente  de mí.   
Stella Im Hultberg
                   

Comentarios

  1. Esa extraña es quien eres...

    Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto que hay de malo en sentir que existe una extraña en vos ? Hay tanta gente entre nosotros cortada por el mismo molde, eso es decepcionante. Nuestro extraño, suele ser creativo, innovador y todas esas cosas que te hacen sentir diferente. Esa extraña está en un plano diferente, y no podemos hacer nada, solo hacerla parte de nuestra vida, o vivir eternamente separados.

    Hermoso poema, bellisimo, me atrapó desde la primera hasta la última letra. Me encantó, me deja pensando y eso lo hace más interesante, igual que el anterior "Te espero desnuda"

    Te aviso ... volveré por más.

    Un placer leerte.

    Un cariño

    Juan

    ResponderEliminar
  3. Dentro de nosotros hay un ser extraño que nos habita y eso es lo que somos, sin duda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ufffffffffff, dan ganas de abrazarte.
    Y no soltarte jamás.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Aquella parte de nuestro ser. Aquello que nos hace diferentes del resto. Aquella emotividad que nos hace sentir y ver cosas que el resto no comprende. Aquello justamente es: lo que nos destroza y eleva.
    Abrazos querida Liz.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario