XXXVI

Poema incluido en el libro Juntas y Revueltas. Escribir solas, parir unidas.

Publicado en octubre 2014.




La muerte acuna mi lecho
Plácida sacude las sábanas
Y acomoda la almohada esclavizándome
Seduciéndome.

Sueño con destrucción y ruinas
Veloz como una hiena manchada alcanzo la cima
Hambrienta descubro reinos malditos
Brasas
huesos   
cenizas
Pestilencia a carne chamuscada
Sonámbulas voces claman piedad ante la masacre
La sangre derramada complace mi apetito carnal
Demente,
Mi boca roja suplica degustarla sin temor.

Sacrifico mi alma antes del holocausto
Descalza y ciega por el pantano camino sobre cadáveres
Consumidos por el fuego eterno del infierno.

Arden mis pies
Solemne invoco a la muerte
Vencida
derrotada
sangrando
Imploro ultimar  esta danza macabra
Que irremediable fulmina mi pobre existencia.

Despierto en sus brazos ígnea, poseída
Poseída ¡Soñé mi muerte!
Sensual sacude las sábanas y acomoda la almohada
Sublime y divina sin respiro
Me arrastra al infierno, me abandona
Me abandona sin clemencia.

imagen obtenida en google

Comentarios