Prólogo de "Gritos" de Vicho Morán por Pamela Tighe, Ediciones Liz



Representar y traducir el grito


Al enfrentarnos como lectores ante el título de este poemario, inevitable es que no se aparezca ante nosotros, al menos como leve guiño, el famoso cuadro El grito del pintor noruego Edvard Munch  y aunque el conjunto de poemas que conforma este libro no pretenda entrar en relación con esta famosa pintura, inevitable es también hallar el punto de encuentro entre ambos. Y este encuentro se hace evidente, precisamente en su esencia; en querer mostrar aquel grito que existe pero que no se hace audible.  Munch, se referiría a su pintura de la siguiente manera:

“Paseaba por un sendero con dos amigos ─ el sol se puso ─ de repente el cielo se tiñó de rojo, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio ─ sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad ─ mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza”.
En esta ocasión, al igual que este artista, el poeta también logra escuchar ese grito infinito y asume la labor de representarlo con palabras.
“Gritar es lijar”, el primer poema que conforma este libro, nos esboza de inmediato el trabajo que se pretende realizar en las lecturas que le suceden, de como el autor, en esta intención de traducir al grito, se dedica a remover capa por capa la costra espesa que recubre a una voz se que se externaliza como silencio. Pero este silencio que aparece, no es el silencio que en innumerables ocasiones ha perseguido la poesía, sino que es un silencio forzado, no es más que la contención de un sonido herrumbroso,  que ha permanecido oculto dentro de “la jarra del cuerpo”, refugiado de juicios y prejuicios de la más diversa índole; sexuales, sociales, políticos, incluso personales y que el autor pretende ir liberando en cada poema.
Es por eso que en este poemario, el título Gritos no viene a mostrar esa simple vibración de las cuerdas vocales que normalmente se traduce en un sonido, sino que nos va revelando esos sonidos que se han dejado olvidados, que se han reprimido violentamente, en los que ya no existe el mero acto de soltar hacia el exterior como si de repente se tocara una bocina, sino que el sonido está imposibilitado de salir por sí solo y así, como el rasgueo de una guitarra, implica que unos dedos deben estrangular y sacudir con energía las cuerdas, el grito debe pasar por un proceso de descamado y perforación, que sería el trabajo de hurguetear entre la propia experiencia, dentro del propio cuerpo, hasta poder llegar a la zona en donde ese grito al fin emerge para hacerse audible. Y si bien en gran parte de estos poemas encontramos un registro intimista,  una parte importante  del discurso esta horadado por la disposición del autor a recoger e incorporar aquellos gritos que no le pertenecen, pero que debe ayudar a liberar, porque parte de su grito es también imprimirle sonido a la angustia de los que por diversas razones se ven imposibilitados de hacerlo.
Finalmente, en poemas como “¿Te enseño a gritar?” podremos encontrar la invitación  del autor a tomar conciencia de este sonido reprimido y por qué no, la idea de empujar al lector a decidir si toma parte de una u otra vereda; si opta por la vereda del silencio, agacha la cabeza y continúa caminando como gente hormiga, o cruza hacia la zona donde el sonido finalmente puede romper libre, aunque éste, paradójicamente podría resultar en un  aullido preñado del más hondo silencio.
Quizás ese sea el riesgo que hay que asumir, porque, citando al autor:

¿Acaso usted no sueña con su aullido,
o sentir el temblor de su alarido,
la plena libertad de oír su grito?

Los invito a averiguarlo.

 

Pamela Tighe
Santiago, Septiembre 2016
Ediciones Liz 
para adquirirlo EDICIONES LIZ


Ilustración: "Último retrato"  por Katrina L. Pennington

Comentarios

  1. Me dice Terremoto que te comería a beso, jajjaja

    Ah, y que ese enlace que has puesto no funciona.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solucionado lo del enlace, gracias =)

      Muchos besos a Terremoto <3

      Eliminar

Publicar un comentario